bebe de vacaciones

El primer viaje por carretera con tu peque. Nuestra guía práctica para este verano.

El primer viaje por carretera con tu peque. Nuestra guía práctica para este verano.

bebe de vacaciones en

Ya nos encontramos en vísperas del verano, lo que se traduce en sol y playa, las ansias nos invaden al pensar que estamos tan cerca y más aún cuando el año pasado muchos no pudimos darnos una escapadita.

Dudas de primerizo…

Con la llegada del verano es el momento de hacer planes en familia y preguntarnos ¿a dónde iremos? ¿viajar a la playa o la montaña? ¿Cuál será nuestro equipaje? Y de repente por nuestra cabeza pasa lo más importante, madre mía nunca he ido de vacaciones con un bebé ¿Qué necesito?, ¿Qué es lo que más echará en falta? ¿La peque soportará un gran tramo en carretera? ¿Al lugar al que voy tendré las mismas comodidades que en casa? Y así un sinfín de preguntas…

Así que primero relájate, respira y organicemos nuestras ideas.

Rutina diaria de bebé…

Lo primero es saber con los meses que tiene tu peque ¿Cuál es su rutina diaria?, sé que muchos diréis que no le han establecido ninguna rutina diaria de bebé o al menos nada estricto, pero sin darte cuenta quizás cuando piensas lo que hace día tras día, conseguirán ciertas similitudes o patrones que se hacen constantes y que en mi caso utilicé para planificar el viaje, la hora de salida, posible paradas, cálculo de la llegada…

Cuando decidimos viajar por primera vez en carretera con nuestra peque tenía casi 6 meses y nos habíamos propuesto viajar al sur de España, para que conociera la playa y tomara un poquitín de sol… pero el gran reto era que ese viaje implicaba 6 horas de coche, y para eso la rutina diaria nos ayudaría a bordar este primer viaje.

Comencé primero a prestar más atención a lo que hacía mi peque día a día, anotando horas y estudiando un poco los patrones, eso lógicamente me ayudó a planificar. Por ejemplo, al hacer el estudio de la rutina diaria del bebé me di cuenta de que tomaba una siesta a media mañana y otra a principios de la tarde… entonces decidí que nuestra salida debía coincidir con la hora de la primera siesta y nuestras paradas cuando la peque estuviera despierta.

La planificación para viajar por primera vez…

Por supuesto que uno de los puntos que me generaba más inquietud era la cantidad de horas que la peque debía pasar en la sillita del coche ya que jamás la había tenido sentada allí por más de 40 minutos y no sabía qué esperar de su comportamiento a mitad del viaje o al final del mismo.

Lo que me llevó a analizar cada cuanto tiempo haría (o debía) hacer una parada, buscando que ella no estuviera demasiado cansada de estar sentada, así que decidimos probar haciendo paradas cada dos horas, para estirar las piernas y llevarla a dar un breve paseo por la tienda de la estación o comercio que pillara cerca.

Debo decirles que esta planificación salió muy bien, no llegue a notarla fatigada ni demasiado cansada, las horas en las que estuvo despierta la distrajimos y la pasó bien.

Para los momentos dentro del coche en los que ella estaba despierta, decidí llevar su juguete favorito (una muñeca de amigurumi), un sonajero y comprarle un osito de peluche nuevo, así iría distraída primero con el empaque y luego con el propio peluche.

osito de peluche con bebe

Protege al bebé del sol

Otro detalle del cual nos percatamos al momento de ir en el coche, fue de que dependiendo del tramo de la carretera había momentos en los que el sol le daba directamente en la cara y el cuerpo, lo que era bastante incómodo para ella ya que no podía ver bien, le daba más calor y además le quemaba.

Intenté siempre mantenerla cubierta con bloqueador a tope, pero lo mejor sería que no le diera directamente el sol.

Para futuros viajes utilizaremos esta capota maxi cosi, esta nos ayudará a filtrar el sol, disminuyendo el calor y evitando que se queme con el sol.

Otra alternativa para apañar esta situación es usar una muselina grande de 120×120, pero esta solución viene con sus propios inconvenientes incluidos, como encontrar cómo engancharla a la silla para evitar que se deslice constantemente o que el peque la coja y se quede descubierto.

bebe en silla de coche

 

Comiendo dentro del coche…

Obvio que con tantas horas de viaje con la peque en el coche en algún momento teníamos que darle algo de comer. Por lo general intentábamos darle de comer en las paradas y a veces para distraerla le dábamos algo mientras rodábamos en el coche fruta, pan… por supuesto con la fruta la silla acababa toda salpicad, pero este punto lo teníamos controlado con una funda para silla de coche que evitaba que se manchara, al llegar al destino fue super sencillo lavarla y ponerla en la sillita de nuevo.

Otro punto del que nos mantuvimos muy pendientes fue el de mantenerla hidratada con agua o fórmula, ya que además de calor también por la dentición propia en estos meses siempre se mantenía muy babeada.

mama y bebe

Guarda los hermosos recuerdos

Te recomendamos que a mano tengas una cámara y no pierdas oportunidad de tomarte fotos con tu peque en alguna parada no planificada con un bonito fondo o mientras juegan en el coche, estar haciéndole mimos, jugar y pasarla bien también fortalece aún más el vínculo con tu peque mientras que aprenden.

¡Hasta la próxima Padre Guay!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compras

0

No hay productos en el carrito.