Bebé en brazos de su madre

Las regurgitaciones del bebé. Mi experiencia y cómo ayudarles.

Las regurgitaciones del bebé. Mi experiencia y cómo ayudarles.

Bebé en brazos de su madre en

No sé tú, pero yo jamás había estado tanto tiempo cerca de un peque como para saber qué tanto podía regurgitar, ¡madre mía! ¡y con qué frecuencia!, siempre veía a los padres colgarse muselinas en los hombros para evitar mancharse la ropa y pensaba, bueno pero ¿qué tanto? 

Al convertirme en mamá me dí cuenta de que sí era para tanto, vamos, que desde que ha nacido mi peque lavo más muselinas que ropa. Me preguntaba: ¿cómo es posible esto? ¿por qué regurgitan los peques? 

¿Qué es la regurgitación?

La regurgitación es un reflujo que ocurre al poco tiempo de que el peque ha comido, y se debe probablemente a la ingesta de aire al alimentarse, bien sea de leche materna o de fórmula. 

Esta pequeña expulsión de líquido por su boquita no implica ningún esfuerzo y se debe a la inmadurez en los músculos del estómago, esta condición va desapareciendo poco a poco a medida que nuestro peque va creciendo. Pero ¿es lo mismo regurgitar que vomitar?

Regurgitación Vs. Vómito

Primero aclararles que la regurgitación y el vómito no son lo mismo. Tendemos a pensar que lo son pero no es así, la regurgitación es el reflujo simple de alimento y va en pequeñas cantidades.

Esta expulsión de líquido ocurre de forma “delicada” mientras que el vómito es la forma vigorosa de arrojar por la boca el contenido que tiene el peque en su pequeña pancita, esto debe ser evaluado por un pediatra y más aún si va acompañado de sangre u otros fluidos extraños.

Si este es el caso te sugiero que sin demoras consultes con tu pediatra y que este te saque de dudas y evites problemas a futuro.

Bueno, de cualquier forma hasta que mi peque no comenzó a regurgitar a menudo no sabia de que hablaban los otros padres.  Y es que he pasado por escenarios desde estar en casa y tener que cambiarme el Pijama, hasta estar a punto de salir y tener que postergar media hora porque necesitaba un cambio urgente de ropa. 

¿Y la silla del coche? madre mía, toda llena de manchas de leche, fue allí cuando me di cuenta la importancia de protegerla con una funda para la silla del coche, al menos podía sacarla con comodidad y lavarla en la máquina, sino esta silla no duraría hasta los doce años como había pensado en un principio.

Esto me enseño que siempre debía estar preparada porque no sabía cuándo mi peque regurgitaría, si al alzarla o mientras la tenía colgada caminando o mientras dormía (lo cual me hace recordar lo mal que la pasaba las primeras noches pensando que podía ahogarse)  y empecé a buscar recomendaciones para lidiar con esta situación.

Recomendaciones 

  • Mantenerla erguida al menos 20 minutos luego de comer.  Te imaginarás: las 3 de mañana dando paseos por casa con la peque para evitar que devolviera la comida y salvarla de posibles ahogamientos (un poco de paz mental). 
  • Sacar con cuidado y paciencia todos los gases para así evitar el reflujo. Lo más tedioso para mi de lidiar con mi peque, sacar los gases, porque nunca sabes cuál es el último para poder parar. Sacar bien los gases tenía doble beneficio porque me ayudaba también con la prevención de los cólicos.
  • Tratar de que la toma sea calmada. Pues os deseo suerte con esto, ya que va ligado al temperamento del peque, en mi caso era variable, unas veces súper relajada y en otras no tenía idea de como mantenerla quieta.
  • No jugar con la peque luego de la comida. Cuando hacía esto me sentía como cuando tu madre de niña te decía que no podías meterte a bañar sino hasta pasadas 2 horas.

La realidad…

Es poco lo que podemos hacer para que nuestro peque no regurgite, pero sí podemos estar preparados para cuando ocurra, seguir algunas sencillas recomendaciones y tener a mano una muselina de algodón o una toallita de lactancia lo suficientemente grande, suave y absorbente como para limpiar cualquier percance son un buen comienzo. 

Espero que mi experiencia te resulte ilustrativa y mis consejos te sean de utilidad. hasta la próxima Padres-Guays!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compras

0

No hay productos en el carrito.