sujetachupetes mantita apego

La mantita de apego y cómo refuerza la confianza de nuestro peque

La mantita de apego y cómo refuerza la confianza de nuestro peque

sujetachupetes mantita apego en

Mi peque hasta ahora no ha cogido ninguna maña o dependido de ningún objeto como chupetes o algún juguete, sin embargo al momento en que decidimos cambiarla a su habitación, nos dimos cuenta de que este era un espacio muy grande y vacío sin nosotros en él.  

Aunque ella aún era pequeña como para extrañarnos o notar la diferencia entre el cuarto de mami y el suyo propio, como madre sentía que cuando yo no estaba tan cerca (que eran escasos momentos ya que la vigilo por una camarilla!) necesitaba que no se sintiera sola o desprotegida y muchísimo menos que pensara que la había abandonado, porque si esto llegaba a ocurrir ya veia que el colecho familiar duraría hasta la universidad!! 

Necesitaba darle algo con el olor de mamá que fuera su consuelo para lograr que estuviera más tranquila, segura y que se sintiera acompañada, fue allí cuando comencé a leer un poco sobre la manta de apego. 

La mantita de apego

Buscando como mantener la tranquilidad y confianza de la bebé en su cuarto me tope con esto que ha sido mi salvación (al menos mentalmente), tras leer sobre la misma puedo definirla como un vínculo entre la madre y el peque, que ellos pueden llevar a donde quieran para sentirse seguros y acompañados.

Como bien lo dice la palabra, la mantita de apego es una manta pequeña que el bebé utilizará para consolarse, en lo particular yo busqué una que fuera muy suave ya que mi peque tiene la piel extra sensible y de ninguna forma quería que le maltratará o le produjera una alergia, ya que ellos se la frotan por la cara, la chupan y es allí cuando ves el efecto que crea en ellos. 

Para que mi pequeña se sintiera a gusto desde el primer momento, decidí primero utilizarla yo durante unos días, como sabrán para el bebé no hay un olor más atractivo que el de la madre, así que decidí dormir con la manta un par de días y es impresionante lo que esta hizo sobre ella.

Cuando la llevé por primera vez a su cunita se veía tan pequeña en tanto espacio, y creo ella también lo sentía así. Era la primera vez que dormía ahí, así que luego de colocarla fuí a buscar la mantita y la deje cerca de ella. 

Al momento la cogió con sus pequeñas manitas, la alzó, la vió y se la llevó a la boca (como hace la mayoría de los bebés con todo a partir de los 4 meses!) y luego se la acerca comienza a pasarla lentamente por tu rostro, sobre todo por la nariz hasta que se dio la vuelta y cerró sus ojitos!

Yo no lo podía creer, primero me sentí mal, como mi peque podía olvidar a mami tan pronto y por una manta! (madre primeriza) pero luego sentí un alivio por la confianza que le creaba. Sabía que este era uno de los muchos obstáculos que nos enfrentaríamos juntas y venceríamos!

No se si tu peque es más de chupete o almohadita, solo te puedo decir que la mía es de mantita y nos va fenomenal. 

Si necesitas la referencia de una mantita de apego super suave que no les maltrate su carita y que cuenta con el tamaño ideal para evitar accidentes te dejo el link de la manta de apego que yo le di a la mía.

Hasta pronto Padres Guays!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compras

0

No hay productos en el carrito.